Monday, May 08, 2006

EL AGUA FLUYE EN EL ARTE

(Pablo Cervantes: Delfines nariz de botella)

PÉREZ BARRERA SARAHI
ACTIVIDAD AL AIRE LIBRE (RESEÑA CRÍTICA)

De diversos autores, todas de un solo tema, algunas en formato blanco y negro, otras a color: así son las fotografías presentadas en la exposición H2O, con motivo del Foro Internacional del agua, Tlalocan, que se aloja en el certero lema: “El agua es un derecho, cuidarla una obligación”.

Auspiciada por el gobierno del Distrito Federal, la editorial Impronta, COMEX, Croquis, Torre Reforma, Puerta Alameda, grupo industrial GICSA y TecnoParque, la exposición que retrata las formas del elemento natural, se presenta enmarcada por las fuentes, irónicamente llenas de agua verde, sucia y maloliente, de la Alameda del Centro Histórico y por la calle adjunta a la avenida Juárez.

Cada una de las 101 fotografías presentadas, transmiten de manera directa o indirecta, el valor de cuidar el agua, algunas de ellas lo hacen de forma cómica, como la de la autora Nadia Baram: “Chaplin de mojado”; otras, de forma metafórica: “Pet”, del autor Juan Rafael Coronel, quien a través de la fotografía de una botella transmite la idea de la muerte de un pez.

Con ello, la exposición, que presenta magníficas obras de arte, manifiesta la idea y el deseo de adquirir la conciencia del cuidado del líquido vital y de visualizar el mundo en el que viviríamos si no lo hubiera.

H2O es como los poemas de Pablo Neruda o Amado Nervo que la enmarcan: “El agua cae, en flecos de lluvia y cascadas. El agua cae, desde el principio de los tiempos. El agua fluye, sobre los huesos de los muertos. El agua pasa, sobre las piedras y las hojas…”; fotografías como frases poéticas y como látigos lacerantes, dulces pero duras, artísticas pero racionales, fugaces pero pensadas.

El tema que retratan es el mismo: el agua; las visiones, diferentes, razón por la cual, se vislumbran obras que manifiestan las bellezas de cuencas, ríos, lagos, lagunas y mares; que dan cuenta de cómo sería la vida sin el agua o los daños que se adquirirían con su contaminación. Por ello, títulos varios componen la exposición, entre ellos: “Neurosis”, “Tiempo”, “Los azufres”, “Playa”, “Bajo el agua”, “Vietnam”, “Verde de envidia”, “Magnolia”, “Poza azul”, “Las horas negras”, “Río en cascada”, “Agua rocas”, etc.

Entre los autores cuyas fotos rayan en el esplendor están: Adolfo Pérez Buitrón, Yolanda Andrade, Pablo Cervantes, Alejandro Boneta y Jesús Agustín Martínez García. Dichas fotografías son excelentes porque manejan técnicas diversas como la de contraluz con y sin detalle, con luz cenital, directa e indirecta, el efecto de barrido y de congelado de sujetos, etc.

Además, el empleo y el juego del color es magnífico, algunas de ellas, como la titulada “Laguna Palomas al amanecer” de Alejandro Boneta, plasman gamas tonales impresionantes, que van desde los colores cálidos (rojo, amarillo y naranja), hasta los más fríos (morado, azul y verde), otras, por su parte, manifiestan la gradación del negro y el gris.

En resumen: una actividad al aire libre espectacular, al alcance de toda persona interesada en la fotografía o curiosa por naturaleza, una exposición que pocos días se disfruta de manera gratuita, un trozo de poema hecho razonamiento, la perfecta combinación de bellas imágenes y agradables poemas.

Una maravillosa experiencia que permite reflexionar sobre un aspecto social importante: “AGUÁntate las ganas de desperdiciar”; una manifestación artística que transporta al espectador, dispuesto a gozar con imágenes con las que siempre se quiso deleitar.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home